Magazine  

Suscribe to Magazine RSS

DOS IMÁGENES DEL MILAGRO CHILENO

Publicado por CYNTHIA SHUFFER AND PAULA ARRIETA 9 meses

0 1102

PULPERIA PIÑERA

   

   

   

   

Hoy por televisión nacional

Le preguntan por qué es oportuno hablar hoy, ahora. Él cree que es necesario porque durante años los gobernantes se han dedicado a desinformar mediante falsedades y mitos. Es más, se atreve a señalar que este tipo de ignorancia forzada provocaría en la gente una serie de malestares en su vida cotidiana. Él cree que existe un gran problema y lo ejemplifica de la siguiente manera: los gobernantes evidencian una falencia en el sistema, la prensa lo amplifica y luego actúan de manera contradictoria, puesto que no se encargan de solucionarlo, sino más bien de administrarlo, perfeccionarlo. Él señala enfáticamente que el actual gobierno se ha encargado de validar este modelo, según ellos imperfecto, y su preocupación radica precisamente en esta inflexión. Cómo no va a estar la gente confundida si, por un lado, muestran la crisis y, por otro, se encargan de consolidarla. Por qué los gobiernos no cambian el sistema mañana por la mañana. Por qué tienen proyectos durmiendo durante años en las cámaras. Él cree profundamente que en este país se dice A, se engaña a la gente, y  se actúa Z, se mantiene el sistema económico, el sistema de pensiones, la constitución del país, las empresas privadas.

Se cruza de manos, mira celosamente y señala que lo explicará de nuevo. Indica que si toda la clase política dice que el sistema es malo y toda la prensa repite que el sistema es malo, cómo la gente en la calle no va a decir que el sistema es malo. Qué quieres tú que diga, si estamos viviendo una mentira. Y esa mentira nos está llevando al descontento, a la frustración y a las marchas. Esto es muy peligroso. Aun así, considera que no se puede tener un país engañado por 26 años. Cree que la brecha entre lo que dice la clase política y lo que hace la clase política es lo que los mantiene estancados.

No habla de lo que le preguntan porque se apresura en desmentir todo lo que se ha dicho de su modelo. Hace alusión  a esa carta que fue enviada a dos millones de personas. Dice que se la leerá en voz alta. Los hombres que han cotizado por 30 años o más tienen pensiones superiores a 650.000 pesos. Repito, pensiones superiores a los 650.000 pesos. ¿Promedio? No, voy a tener que leer de nuevo. No es posible conversar si tú no me escuchas. Estas diciendo que mienten las cifras. Yo creo que la prensa publica lo que quiere, errores como este que se anda diciendo. Acá hay que terminar con la mentira. Él sostiene que las marchas son en contra de los gobernantes, aquellos que tienen un 20% de aprobación y que le hacen tanto daño a la república. Es por eso que considera necesario barrer con la mentira y contar la verdad sobre el sistema que él propuso. Dice que por supuesto que el sistema es perfectible, tal como lo es la Capilla Sixtina. Yo cada vez que voy, miro, y hay unos colores que podrían ser un poco más rojos. Todo es perfectible, eso es una obviedad.

Sostiene la carta en sus manos mientras se pregunta sobre quién debe liderar este cambio y señala rápidamente que debe ser el gobierno de Chile. Para eso pagamos congresistas. Acá llevamos 26 años en este sistema, ¿por qué no ha cambiado? Cómo crees que va a tener un costo político si tú dices que todo el mundo aplaudiría. Lo que proponen los manifestantes es expropiar a 10 millones de chilenos, expropiar. Tú usas una frase que nadie entiende, ¿qué es el sistema de reparto? Yo uso una frase que la gente entiende. Miren sus cuentas, miren cuanto tienen, quizás es la última vez que lo van a ver. Lo hizo Kirchner y ya ves Argentina cómo está. Incluso echaron a la señora. Si eso es así, acá va haber una crisis económica, social y política.

Lo mira siempre con desprecio. Eleva la vista frente a su interlocutor y lo ignora. Le dice que no dará soluciones, que las tiene, pero que se remitirá a defender el modelo que él diseño. Señala que son estos tres o cuatro periodistas los que con su sesgo natural instalan este malestar. O tú crees que estas personas son representativas de todo Chile. Voy a tener que leer la carta por tercera vez. 650.000 pesos. En qué parte de la discusión se señala esto. Tú sabes lo que me enseñaron en Harvard, cuando tú dices algo y no hay nadie que diga lo contrario, lo que estás diciendo es algo trivial. Todo el mundo está de acuerdo con que es perfectible, entonces que lo perfeccionen. Y la AFP estatal dónde está, eso se propuso en la campaña. La multiplicación de los panes.

Sigue sin responder y se concentra en apuntar que su sistema desde un inicio fue pensado como un sistema mixto de ahorro individual con una base solidaria, el que fue implementado desde 1980. Él considera que Chile ha crecido cinco veces, generando más recursos fiscales. Saca otro papel de su bolsillo mientras que anuncia que mostrará un gráfico extraordinario sobre el crecimiento del país; ironiza con el contenido mientras señala que seguro desacreditarán las cifras. Esto es así, esto es un gráfico de 200 años de crecimiento del ingreso de Chile y tú ves que durante 200 años es una curva de crecimiento mediocre y, sin embargo, a partir de 1975 esta curva que parece un cohete es el crecimiento del ingreso per cápita de Chile. Y Chile pasa de tener 4.000 dólares de ingreso per cápita a 23.000 dólares, o sea el país más rico de América Latina. Esto reduce la pobreza al 7,8%. Aquí hay niños que se han salvado. Nosotros con gran patriotismo, gran dedicación, hemos salvado de la pobreza a 7 millones de personas, que es lo más importante, lo más noble.


Foto: Pulperia Piñera.

Desde una fotografía en blanco y negro

La fotografía data de 1915. En ella se ve el largo mesón de madera robusta, formando una diagonal que va desde la esquina inferior izquierda de la fotografía hasta casi exactamente su centro. Detrás del mesón, dos empleados que visten chaqueta sin mangas y camisas blancas, corbata, sombrero y bigote, miran al frente en una posición idéntica, como si fueran parte de una coreografía. Detrás de ellos, un estante imponente dividido en filas y columnas, colmado de mercadería. De la pared del fondo cuelgan sillas y relojes. La clientela es variada (o no tanto): seis hombres asisten a la escena, cinco de ellos visten traje y todos usan sombrero. El único hombre sin traje está ubicado a la izquierda y es el más cercano a la cámara. A diferencia de los otros, lleva una camisa blanca bajo una gran manta que rodea su cuello y cae por casi toda su espalda. El pantalón suelto y arremangado. Parece ser el único que está escogiendo algún producto, mientras los otros leen el periódico o contemplan de lejos.

La tienda, una pulpería de la época del esplendor salitrero, era el único lugar de abastecimiento para la población. Sumergidos en el desierto más árido del mundo, los asentamientos que crecieron exponencialmente en las oficinas eran un ejemplo de organización económica. El estado había decidido entregar a manos de privados extranjeros, principalmente ingleses, la explotación del mineral que traería infinita bonanza a las arcas fiscales. Hombres y mujeres llegaban al norte desde todos los rincones del país con la expectativa de mejorar sus condiciones de vida en aquellos territorios que fueron anexados después de la guerra.

El trabajo era duro. Sin contratos ni condiciones laborales dignas, los hombres y mujeres que llegaban a la pampa cobraban su sueldo en fichas que solamente tenían validez dentro de la oficina; con ellas podían proveerse de lo más fundamental en la pulpería del lugar, de propiedad de la administración. Sin fiscalización y con la complicidad del estado, las pulperías fijaban los precios a su antojo y, muchas veces, falseaban las medidas de los productos vendidos. Así, sin mucho remedio y con lo justo para sobrevivir, las fichas volvían al final del día al dueño de la Oficina. Y al otro día de vuelta al trabajo.

Es difícil para nosotros, sujetos de derechos, imaginar un escenario similar en la actualidad. Es casi imposible pensar en una estructura económica tan perversa que traiga como resultado una bonanza económica al mismo tiempo que forma una clase social empobrecida y casi esclavizada. Y las pulperías son una figura grotesca para nuestras sólidas democracias.

La fotografía tiene eso fantasmal. El pasado detenido que forma el espectro de algo imposible. Persona sometidas a un régimen excluyente y desigual, frente al cual la explotación y la miseria son un camino mejor que el hambre. Es imposible para nosotros pensarlo de esta manera desde nuestros días. Sería como si, en la actualidad, las personas trabajaran para un jefe que evade sus obligaciones contractuales, evita pagar imposiciones o simplemente no hace contratos; que recurre a artimañas para evitar que las y los trabajadores se organicen para exigir sus derechos, que amenace con despedirlos si no aceptan sus condiciones. Y que además, les pague poco, que les alcance sólo para lo justo, o para menos que eso. Y que, a la vez, acuerde con sus amigos subir los precios de los productos de necesidad básica – porque, qué insólito, el jefe es también dueño de una cadena de supermercados- de manera que cada trabajador deba endeudarse para comer y vestirse. Entonces, el mismo jefe/dueño de supermercado puede ofrecerle un préstamo al trabajador, porque –olvidé mencionarlo- es también dueño de un banco. Y puede imponer altas tasas de interés, a su antojo, de manera que el dinero que él mismo cedió como remuneración vuelva, al final del día, a sus propias manos, pero esta vez aumentado. Y al otro día haya que volver al trabajo. Y es como si todo eso, además, fuera aceptado por el estado, al comienzo por omisión y por falta de voluntad pero luego por conveniencia: porque el jefe/dueño de supermercado/dueño del banco es amigo del ministro, y primo hermano del diputado y yerno del presidente. Es un escenario imposible, una pesadilla del cual estamos a debida distancia gracias a nuestra democracia solemne, donde las instituciones funcionan.

El pasado tiene eso, la lejanía de lo insólito, un lugar donde hombres y mujeres aceptaban lo inaceptable. Respiro aliviado. Sabemos que el sistema no es perfecto, pero somos uno de los países con mayor estabilidad económica de América Latina y, ciertamente, nuestras condiciones sociales no tienen ningún punto de comparación con las que se vivían hace más de 100 años atrás. Repito: ninguno.

 Cynthia Shuffer y Paula Arrieta, REVISTA RUFIAN.


  Facebook Comments  

  Nombre  

  Email  

  Comentario  

  Videos  

REMEMBER ME

Remember Me es un videojuego de ciencia ficción de acción y aventura desarrollado por Dontnod Entertainment y publicado por Capcom. La trama del juego se centra en Nillin, un cazadora de la memoria y colaboradora de la resistencia subterránea llamada erroristas. Cuando se inicia el juego, ella ha sido encarcelada y despojada de casi todos sus recuerdos por la mega-corpor...
cerca de 1 año 1042 350

  Archivo  

  Twitter  

  Facebook